Blogia
pide un deseo

soy demasiado fría o la gente es demasiado complicada

No sé si es que me he vuelto fría o el problema es que a la gente le encanta preocuparse por menudencias porque no tienen preocupaciones mejores con las que amargarse la vida, pero he estado pensando en cómo llevo mi vida y fijándome en las reacciones normales de los demás y me doy cuenta de que hago las cosas raras:

Tengo una amiga, que está enamoradísima y pasándolo fatal por un chico que es un puto crío, con el que nunca ha salido, ni siquiera se han besado y ella está sufriendo muchísimo. A mí hace mucho tiempo que no me gusta alguien mucho sin salir con esa persona. La que más lo consiguió fue Zaza, con el agravante de que encima se lió con mi compañero de piso, y aunque sí que hubo momentos que se me hicieron raros y muy incómodos no puedo decir que me lo hiciese pasar mal. Para pasarlo mal por alguien necesito que de verdad quererle, y para eso necesito conocerle mucho, y para eso necesito salir con él, si no hay muchas facetas que considero que no conozco lo suficiente, por ejemplo no me puedo enamorar de alguien con quien no me he acostado. No puedo salir con nadie con quien no me guste el sexo, para eso están los amigos, y no tengo problemas en tener muchos amigos, pero en salir con alguien con quien no me gusta follar sí que puedo tenerlos.

Si llamo a alguien y me cuelga no pienso enseguida que no quiere hablar conmigo y me monto una película, pienso que en ese momento no puede, que ya me llamará, o que ya le mandaré un mensaje más tarde. Y por esto he visto un montón de problemas en otra gente, alguien te llama, no le coges el teléfono porque no lo has oído y luego no has visto la llamada y la otra persona se monta una película de dónde y con quién estabas increíble. Con lo fácil que es pensar que no lo has oído, y además es muchísimo más probable, que yo por cada cita estupendísima tengo mil llamadas perdidas en el teléfono por no haberlo oído.

Si algo me sienta mal de alguien (amigo) pienso en si me sentó mal porque yo estaba especialmente susceptible o si de verdad me sentó mal algo que alguien dijo inconscientemente. Si sospecho que lo dijo conscientemente, para hacerme daño, procuro pasar de esa persona en lo sucesivo y “borrarla” de la lista de amigos, no contarle nada más con lo que me pueda hacer daño. Si lo hizo inconscientemente y no me parece demasiado grave lo paso y lo olvido, y ya si veo que no lo voy a poder olvidar lo hablo con esa persona.

En resumen, no le voy a ir guardando rencor a la gente, no merece la pena, si alguien me cae bien intento guardar el trato con esa persona a toda costa, y si alguien mal intento verle lo menos posible. Y si digo que algo no me ha sentado mal es que es así. Antes a los amigos era a los que más les exigía, ahora no me voy a enfadar con ellos por alguna chorradilla. Soy consciente de que es la gente a la que más le doy y a la que más le pido, pero eso no quiere decir que no me vayan a fallar nunca, todo el mundo se equivoca, y los pequeños detalles te pueden alegrar mucho pero no deberían de entristecerte mucho, deberían de ser demasiado pequeños e insignificantes para eso.

No voy buscándole a la gente el lado no malvado, o tomándome como afrentas cualquier despiste de esa persona, si de verdad tiene un lado malo malísimo ya se le irá descubriendo con el tiempo, y si no lo tiene pues mejor, no me voy a estar enfadando antes de tiempo.

Pero claro, todo tiene contrapartidas, la mayor parte de las cosas no me afectan, pero que nadie, a quien esté conociendo, diga delante de mí una burrada machista, homófoba o racista, y mucho menos que la diga en el tono “yo no soy racista, pero esos putos negros que nos quitan el trabajo…” por ejemplo, y me fastidia más en ese tipo de gente que no se plantea nada y que lo dice porque lo ha oído como verdad inmutable, porque esa persona pasa a ser non-grata en cuestión de segundos y ahí si que me indigno totalmente y me puedo pasar noches soñando con tales barbaridades.

También me pongo triste por ciertas cosas, hace unos días, una antigua amiga del grupo escribió a un par de ellas para decirles que venía a vernos, y en el mail, les preguntó por todo el mundo menos por mí. Una de ellas reenvió el mail a todas, respondiéndolo y me puso triste el que la primera no se hubiese acordado de mí, pero un despiste no me va a quitar el sueño, y en caso de que lo hubiese hecho adrede tampoco, allá ella y su conciencia, y sus ganas de fastidiar a la gente, yo la mía la tengo tranquila.

Supongo que todo esto es porque ahora, después de haber sido la persona más inocente e ilusionada del mundo, tras pasar por una etapa en la que me convertí adrede en un témpano de hielo, para poder equilibrar las temperaturas tengo que ser fría en un montón de cosas, para guardarme mi lado caliente para cosas mucho más interesantes que un enfado.

 

Y  hasta aquí todo está bien, no me agobio demasiado pensando porqué la gente hace las cosas, pero si de verdad soy tan fría y no me gusta complicarme la vida ¿por qué me sientan tan tan mal los “detalles” egoístas que tiene conmigo mi hermana y pueden hacer que pase un fin de semana hundida?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

11 comentarios

estrella fugaz -

Cora: vaya, yo creo que a mí no me ha quedado el tono que quería, pero no me salía más. A mí también se me escapan esos mosqueos por comentarios, que no son más que eso, comentarios, no se le puede buscar una explicación profunda a una frase, porque la mayor parte de las veces no la tiene, se dicen las cosas antes de pensar, y tampoco es para tomárselo a la tremenda.

Sara: sí, te doy la razón, lo de la "vista" es muy importante, tampoco hay que pasar por alto ciertos comportamientos muy, muy reveladores (como los comentarios machistas, jejeje)

Pikifiore: yo no puedo, me parece algo muy importante en una relación, tanto el conocer a una persona mentalmente, como sexualmente, y cuando me gusta alguien a quien no conozco lo considero más chiquillada que enamoramiento, y si sale mal no me duele tanto, soy consciente que me gustaba una imagen y no una persona real, y para imágenes siempre se puede seguir soñando ;)

Somiatruites: pues qué pena que a ciertos puntos de confianza eso empiece ya a dar asco... es una pena.

Lau: lo de mi hermana me supera, la verdad.

Trilce: no es sólo cuestión de alcanzar un equilibrio, que es imposible, sino que la pregunta es ¿quién define el equilibrio?... para mí está claro que hay que sentir, pero que no sea ése sentir lo que me haga infeliz.

Chaika: no sé, no es cuestión de ser pragmática, es como cuando tú dices que Ladelatarjeta ya sabes por dónde te va a salir y que es buenísima reclutando gente.

Hada Gris: no sé si es ser fría, pero sí que sé que es lo que me dicen a veces. Y es que creo tienes razón, la mayoría de los enfados son absurdos

Gatazul: creo que el problema es ese exceso de desconfianza.

Alba: sí, claro, cada uno le da importancia a unas cosas, que muchas veces no son tan importantes como pensamos. Pues como se le puede dar a que la persona que te guste te llame un día o no, comparado que tengas una enfermedad grave, pero en las cosas graves no nos paramos a pensar, porque nos abruman demasiado, y sí en las que no lo son, agobiándonos por tonterías.

Alba -

Creo sinceramente que ni uno ni lo otro, que le das prioridad a unas cosas, y otras personas a otras, simplemente, creo que cada uno tiene "sus cosas" y me refiero a que todos tenemos cosas que nos afectan y a los demás les parece una tonteria y viceversa...

Un besote

Gatazul -

Que la gente se complica la vida demasiado, perdiéndose en tonterías y a veces, dejando de lado lo verdaderamente importante, está claro. Hay demasiada desconfianza, fé, incredulidad, llámalo X.
Que a veces un esceso de condescendencia puede desembocar en la frivolidad, pues también.

Ni tanto ni tan calvo. LIsto calisto.

Hada Gris -

¿Y hacer eso es ser fria? Creo que tienes suerte porque, si no me equivoco, muchos han sido los golpes que ahora te ayudan a equilibrar y a dar la importancia justa a cada cosa.

No merece la pena enfadarse la mayoría de las veces que lo hacemos.

Como dice Tiza... "¿para qué enfadarme si puedo sonreirte y abrazarte?"

Chaika -

Ojalá yo fuese tan pregmática como tú.
;)

trilce -

Se supone que en el equilibrio está la virtud, ni un témpano, ni una ingenua que adora a todo bicho viviente...sin embargo, es una de esas cosas que varian las respuesta dependiendo del momento en qe te las plantes y que desde luego muchas veces es respuesta no coincides con nuestros actos...yo por ejemplo, no puedo, para bien o para mal, sentir todo lo que pueda...paso de pasar por la vida sin que lo bueno y lo malo me deje huella!

somiatruites -

hay gente muy analítica y gente más despreocupada (sintética)...+o susceptible...+o- directa... yo creo que lo tienes bastante bien planteado así...preocupándote por las cosas que deben ser importantes y lo demás que te resbale... cierto es que no tod@s somos iguales y que, a veces, en algo que a nosotr@s nos parece una chorrada, a otra persona puede ahogarle...también depende del carácter/personalidad, del momento, de la situación, de un montón de pequeñas cositas que nos hacen ser quienes somos...y lo de tu hermana, es que hay confianza (de esa que "ya de asco") y te tiene pillado el truco para picarteeeeeee...ais...jejeje... ¡¡paciencia y ánimo (nada de hundirse por tonterías,eh)!!

Lau -

es que una hermana es una hermana...

Pikifiore -

Uy, pues yo soy de las que se agobia con una menudencia,aunque me las guardo para mi, y muchas veces me llevo disgustos inútiles.Sí que me puedo enamorar de alguien con quien no me he acostado,y pensar muchisimo en alguien con quien nunca he estado, aunque ultimamente paso un poco de todo.Me tomo las cosas demasiado en serio,me gustaria alejarme un poco de la tonteria y ser mas racional, pero eso va por rachas.
Un besito

sara -

Odiar es una auténtica pérdia de tiempo, exáctamente igual que tener rencor. Yo soy de las que las cosas pequeñas le hacen vibrar, pero algunas veces, aunque las cosas pequeñas sean estupideces, me hacen sentir mal, pero lo importante es solucionalas y aclararlas cuanto antes. La gente siempre es buena hasta que no demuestren lo contrario. aunque también creo que esto sólo sirve si se tiene un poco de vista a la hora de "catalogar" a la gente.

Cora -

Una vez más me has sorprendido, llevaba unos días intentando escribir algo muy parecido y no daba con el tono. Mi amiga Maya dice que nosotras somos gente simple, en el sentido de que le damos pocas vueltas a cosas para las que otras personas se montan películas tremendas.

Mi amiga Selma, por ejemplo, o S, se pillan unos mosqueos tremendos que yo no acabo de comprender, a partir de una mirada o un comentario de alguien que a mí me pasaría totalmente desapercibido. También es cierto que yo soy mucho más pardilla y probablemente sea más fácil aprovecharse de mí, pero al menos sólo me llevo el chasco cuando definitivamente compruebo que me la han dado con queso, pero hasta entonces me ahorro muchas comeduras de tarro...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres