Blogia
pide un deseo

la familia, siempre ahí

Always drunk, Sexy Sadie

Comida familiar, varios comensales, conversación "animada", con sus discusiones, sus voces, bajas la cabeza y te pones a comer con el pensamiento de "si no hablo, si no se me escucha, igual no se me ve", con esa misma creencia intentas también no oír, no escuchar los argumentos de cada uno, evitar el riesgo de que te apetezca dar tu opinión sobre algún tema y destacarte del decorado mesa-silla-plato.

Ya sabes lo que pasa cuando la das, necesitas tres intentos para poder decir más de una palabra sin que alguien hable y luego, en el cuarto, sólo llegas a decir dos y te callas, por aburrimiento, porque además te van a decir luego que no dejas hablar a nadie, que les estás interrumpiendo.

Mejor no hablar, aunque te hayas pasado la vida oyendo que quieren saber de tu vida, de tus emociones y pensamientos, aunque en algún momento te lo creyeses ahora sabes que no es así, que contándolo sólo has conseguido enseñarles puntos débiles, nunca que esa confianza que tenías en ellos cuando se los contabas haya crecido recíprocamente.

Además, si no escuchas, tienes menos posibilidades de saber qué piensan, de sentir simpatía o compasión por alguno de ellos, y así, igual, cuando te hayas pasado días buscando regalos que les gusten a cada uno y tú no sólo recibas el peor regalo, el menos impersonal, el que se compra por compromiso, sino que a los dos días crean que tus regalos, los que les gustaron, los hizo otro, no te dé tanta rabia y pena, o cuando te empiecen a decir lo que deberías hacer o cómo deberías ser, no acabes llorando y defendiéndote impulsivamente, sino que quizás puedas salir airosa con una frase reflexiva y pensar que tu amigos, tu verdadera familia, los que te han elegido, sí te apoyan y te quieren tal y como eres.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

estrella fugaz -

Mikhon: sí, pero me he pasado años tratando de aceptar como son, quejándome de vez en cuando mientras intentaba comprenderles... al tiempo que me comprendían a mí, pero esto último nunca se ha dado, y yo no siento que me acepten como soy, sino que, por mi bien y mi educación, me quieren obligar a cambiar, y me riñen cuando no soy como ellos quieren.

AOH: opino lo mismo, sólo me falta convencer a mis padres de que nos queremos más y nos llevamos mejor en la distancia que pasando muchos días seguidos juntos

AOH/Rasczak -

Lo peor de la familia es que no se elige, si te toca algún punto malo te lo tragas o lo mandas todo a la mierda. Afortunadamente los amigos sí, y si has sido (eres) buena eligiéndolos, son los que te compensan eso y los que recurrir precisamente cuando la familia te quema.

Siempre he sido de la opinión que la familia siempre está mejor a una distancia prudencial. 30 o 40km está bien, lo suficientemente cerca para verlos cuando apetezca, pero lo suficientemente lejos como para no tener que verlos siempre. Y por supuesto, las dosis pequeñas, que los excesos nunca son buenos.

Mikhon -

Esa descripcion me recuerda a las cenas navideñas cuando era niño, en casa de mis abuelos. No podiamos hablar, porque la conversacion era cosa de los mayores, asi que lo que haciamos era comer rapido para poder recibir los regalos cuanto antes y marcharnos de la mesa. Claro que yo tenia 10 o 12 años.
Es triste que una reunion familiar sea algo que deseas que acabe, pero a nuestra familia no la elegimos, asi que tenemos que aguantar y aceptar que son como son, mas que nada para que no te hierva la sangre...

estrella fugaz -

Manuel: ya, la verdad es que es una pena que sea una época tan consumista, y al final la mayoría sólo estamos deseando que se acabe.

Susana: el problema es que no me siento lo suficientemente desligada como para que pudiéramos ser más felices todos.

Somiatruites: ésta era una oportunidad más, la anterior también lo fue... y no acaba de mejorar la cosa, sino al contrario.

somiatruites -

qué feo lo del regalo, qué fea esa sensación... siempre te digo que quizá debieras dar una nueva oportunidad a esa relación familiar, intentar cambiar los roles, crear otros nuevos... pero qué feo que te hayas sentido así en unos días que, teóricamente, debieran considerarse de "fiesta" (celebración, unión, entendimiento,etc.)...

Según mi opinión:
*Lo más triste: que no te conozcan (tu carácter, tu personalidad, tus sueños e ilusiones,...)
*lo bueno: cómo valoras más tu familia elegida :D

ya sé que no sirve de mucho pero ahí va un supermegaabrazo de una de las de siempre, aunque en realidad siga siendo una desconocida :)

susana -

Siento mucho que te sientas tan desligada de tu familia. Yo también he tenido épocas así, sobretodo con la política, pero en mi caso el tiempo ha sido la mejor medicina. Espero que lo pases bien con tus amigos. Un beso.

Manuel -

A mi, aunque no me gusta la Navidad tal como ahora se celebra, esa fiesta me trae a la memoria muchos recuerdos de niñez, con comidas en casa de mis abuelos, esperando que llegaran los postres para pedir las "estrenas" (Así se le suele llamar al aguinaldo en la zona de Valencia).

Si quieres que te diga la verdad, actualmente tengo unas ganas locas de que pasen estas fiestas. Tal vez sea porque mi mujer trabaja en Mercadona y acaba reventada, o porque mis hijos, ya adolescentes, van haciendo sus planes y pasan cada vez más de la familia...

Si quieres, te invito a visitar mi blog (Azahar y salitre), pon en el buscador cedric.blogia.com
Puedes preguntar por mi a Su de La otra cara de Barbie.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres