Blogia
pide un deseo

¿por qué te arriesgarías?

- Me he peleado mil veces por intentar conseguir algo que mejore mi vida, que la cambie, y ahora no sé si ha merecido la pena y no sé por dónde seguir, me indigno por las cosas que no me parecen bien, pero a veces creo que me he acomodado, que hay cosas que ya las acepto malas como son, y que no lucho lo suficiente, hay cosas que no salen, otras que sí... ¿Por qué arriesgarías tú tu vida? Y no me refiero a arriesgarla físicamente, sino a arriesgar la vida más o menos cómoda que tienes hoy, tu rutina, algo que te trastocase tu forma de vivir, que pudiese hacerte perder algo, ¿por qué te arriesgarías? 

- Pues por la libertad, por la justicia, por los derechos de la gente, por la igualdad...

- Supongo que te refieres a la libertad de los pueblos, de los países, de la gente para elegir a su presidente, por ejemplo.

- Sí, claro.

- Eso es lo que te haría moverte para pelearte por algo, son las cosas que te parecen lo suficientemente dignas como para moverte por ellas.

- Sí.

- Es que creo que igual a veces hemos perdido las dimensiones, y me parece una pena. La gente quiere luchar por unos valores enormes que, aparte de que esas injusticias son las que más cuesta cambiar, y aparte de que al final es por las que menos luchas, porque en esta sociedad del bienestar parece que nos quedan lejos, le hacen no pararse a mirar si eso se puede aplicar a su pequeña vida. Si su libertad está impedida por los padres, la novia o el jefe. Si sus conocidos les piden cosas injustas, si la gente no le acepta como es.

Es muy bonito llenarse la boca con lo que uno lucharía por cambiar el mundo, pero como no está al alcance de la mano... y luego las cosas que sí lo están aceptarlas, no vaya a ser que si de verdad te arriesgas a pelear por algo pierdas otra cosa.

Yo he peleado por tener una vida independiente de la de mis padres, en algunas cosas lo he conseguido, en otras sólo me he llevado broncas e incomprensiones. He peleado por tener una vida sexual que ellos no me tenían que coartar, por tener unos estudios u otros, por vivir en una ciudad distinta, por tener mi independencia económica, o por tener un novio que no les gustase.

He pasado por 5 tipos de trabajo distintos para irme buscando la vida y ver que podía hacer cosas, en vez de quedarme tranquila y relajada en casa, viendo la tele.

He cambiado un par de veces de ciudad y me he ha hecho sentir sola algunas temporadas, pero he conocido lugares y sobre todo gente genial que han hecho que cualquier esfuerzo mereciese la pena.

Y veo que he conseguido una vida que me gusta, mucho, salvo por un detalle, que todas esas cosas por las que he luchado durante toda mi vida parecen insignificantes, no sólo cuando se comparan con esa libertad de los pueblos, esas Justicia e Igualdad con mayúsculas, sino sobre todo cuando veo que estando a tu lado, que no eres capaz de luchar por esas cosas "pequeñas" de tu vida que dices que te molestan tanto, que son las que realmente te podrían dar la felicidad, lo único que he conseguido es cortar tanto mi libertad que ahora sí que me planteo si mereció la pena tanto esfuerzo de adolescente para esto. Y lo peor es que sé que sí, que lo mereció, así que igual tengo que luchar todavía un poco más, a mis 26 años, para echar lastres.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Sombra -

Jo que post tan profundo!!

Podría decirse mucho sobre la libertad, los cambios, la lucha por mejorar, la pasividad y el conformismo, etc.
Cuando tu cuerpo te pide un cambio, te está dando señales de que no es feliz así que si has luchado, algo has conseguido.
Lo más fácil es no hacer nada y conformarse "con lo que te ha tocado".
26 añitos.. Si ahora te estás planteando tu vida, espérate a la crisis de los 30, aaaaarg.

:)

estrella fugaz -

Cora: me refiero a esa gente que se queja de algo y al final no sabes si se queja por gusto, sin que de verdad le moleste esa situación, o si es que no tiene el coraje suficiente como para intentar otras cosas. Y lo mío claro que mereció la pena, lo que pasa es que rodearte de gente así, que a veces hace que las cosas por las que has luchado no las puedas disfrutar pues da rabia.

lavaca: claro que sí, por eso cuando alguien se pone a hablar de todos los ideales que defendería y no es capaz de defender los suyos, su vida, pues sienta mal. Porque Ghandis y Jesucristos tiene que haber, pero de vez en cuando, y de los otros tiene que haber todos los días.

lavaca -

Y quienes crees que son los que mueven el mundo, amor mío? Los Ches, los Ghandis, o los Jesucristos? No, son los hombres y mujeres silenciosos que aran la tierra, alzan los niños en brazos o sonríen al sol. somos la masa silenciosa los que hacen que las cosas funcionen. El mundo solo necesita buena gente así que ya has hecho tu contribución.

Cora -

Ufff, a mí me repatea la gente que se pasa la vida quejándose de cosas de su vida que no intenta cambiar. Si odias tu trabajo y por más que buscas no encuentras otra cosa puedes quejarte, pero no si ni siquiera has enviado un sólo currículum. Ni te puedes quejar de que no ligas o no conoces gente nueva si a cualquier plan que te proponen dices que no porque prefieres quedarte en casa viendo la tele, y así sucesivamente...y cuesta un montón intentar animarlos a que hagan algo para cambiar las cosas, lo único que consigues son suspiros o encogimientos de hombros...

Sobre si mereció la pena tanta lucha por lo tuyo, creo que siempre merece la pena batallar por conseguir algunas cosas que son importantes para ti, y considero normal empezar en la adolescencia, que es cuando empiezas a cambiar y a definir tu personalidad, tus gustos...Yo desde que cumplí los 14 me acostumbré a oir que ya cambiaría de idea: sobre estudiar periodismo en vez de algo con más salidas, sobre lo de "no me pienso casar por la iglesia", sobre lo de ser de izquierdas rompiendo con la tradición familiar... (unos 15 años después, ya van asumiendo que igual no voy a cambiar, a fin de cuentas)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres