Blogia
pide un deseo

rutina

Suena el despertador y se levanta de la cama, mientras Él se queda durmiendo, no se ha ni despertado cuando ella le ha dado el beso para despedirse. Cada uno se levanta el primero dos días a la semana, y el otro día laboral y los dos del fin de semana se levantan a la vez, cuestiones de horarios. Y Ella se acuerda de los primeras veces que durmieron juntos, cómo le dolía cuando él se levantaba y ella se quedaba, como si le estuviesen quitando un trocito de piel, y ahora sólo piensa en que por fin tiene toda la cama para dormir a gusto un par de horas más.

No entiende cómo se puede instalar la rutina en una relación así, pero tampoco entendería que no se hubiese instalado tal y como la llevaban desde el principio. Ya cuando empezaron juntos e iban a un bar a tomar algo se quedaban sin temas de conversación, nunca le había pasado con nadie, ni siquiera con compañeros de piso con los que pasaba un montón de horas al día, siempre había algo de lo que hablar, con él no. Se quedaban callados y miraban al resto del bar. Ella jugaba a imaginar las vidas de la gente y a pensar que haría ella en el lugar de esos desconocidos. Pero le contaron que ésa era una relación normal, que cuando te haces mayor te tranquilizas, y ella, por no llevar la contraria siempre, intentó creérselo, y así están ahora, viviendo juntos, y con el silencio como tercer acompañante.

Ella ha coleccionado todo tipo de amantes que no le duraban más de una noche, porque siempre se dijo que si iba a continuar una de esas historias lo dejaría con Él, no sabía muy bien porqué, pero sentía que si continuaba con su amante dejaría de creer en el amor, en la pareja, en todas esas cosas que ya era lo único que le quedaban tras sus años de juventud loca. ¿Por qué iba a estar toda la sociedad equivocada alabando las ventajas de la vida en pareja y de la fidelidad? No podía tener ella razón siempre. Vale que lo de la fidelidad ella no lo cumplía a rajatabla, igual que estaba segura de que él tampoco, pero si de verdad necesitaba, si quería, estar con otra persona que no era él, ¿por qué seguir a su lado? Y esa cobardía para dejarle, esa tozudez en creerse la vida que los demás contaban, era lo que la obligaba a no prolongar sus historias de una noche, y eso que hubo uno que le encantó, que le recordó a uno de sus amores de juventud, al más apasionado, al que estuvo tentada de llamar varias veces, y de cogerle el teléfono el par de veces que él llamó, pero lo dejó pasar, durmiendo esa semana dándole la espalda a su pareja.

Pero ahora no sabe qué hacer, ahora que ya se había acostumbrado a esa vida monótona en la que todos los días son iguales, ahora que no necesitaba mirar para el otro lado en la cama para meterse en su propio mundo, ahora, ha encontrado a Mara, con la que lleva ya unas cuantas semanas. Varias semanas pendiente del teléfono, de cogerlo sin que él se dé cuenta, de jugar a que Mara es sólo una amiga que conoció hace poco, con la que sale de fiesta esporádicamente, en casa de la que se queda a dormir, por no llegar y despertarle a él de madrugada. Y él, que nunca creyó que ella pudiese ser bisexual, que no creía que se pudiese ser bisexual sino sólo indeciso, estaba tranquilo dejándola ir a dormir por ahí sin ponerle ni un inconveniente, en el fondo porque él también prefería  tener toda la cama para él solo.

The Cure: Why can't I be you

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

11 comentarios

estrella fugaz -

Por que el nombre de Mara también es de mis favoritos ;)

Sari -

Por qué has escogido el nombre de "Mara"??? Es uno de mis favoritos......

Besitos.

sinfonia agridulce -

la rutina es la prueba de fuego de una relación. hay q no convertir la normalidad en rutina, pq sino las cosas cambian a peor en la pareja...

kss

yellow -

Uauu¡¡¡Vaya historia...Habría mucho que comentar...Es complicada. Cuando en una relación pasan esas cosas, lo mejor es hablarlo y si no hay solución, pues punto y final...Hay que vivir...Y lo de ir a dormir con Mara, no me extraña, es mucho mejor dormir con una chica, al menos para mí. Yo llevo cinco años durmiendo con la misma persona y cada vez que se levanta antes que yo...no puedo volver a dormirme.La cama sin ella no es igual.
Un beso¡¡¡

itaca -

yo odio la rutina, y creo que suele ser el principio del fin.. si a eso le sumamos un tercer acompañante (en silencio) . . . ¿no?

somiatruites -

yo sí me he encontrado e identificado en algunas de tus palabras...Polo opuesto daba mucha importancia a lo que los demás decían de nosotras y, a pesar de haber terceras personas (primero por su parte, después por ambas)la relación seguía adelante, como por inercia (ella encantada sabiendo que seguía teniendo alguien a quien aferrarse, yo creyéndome que "estar con otras personas es normal", quitando importancia a la fidelidad...)... incluso escribí una canción que habla de esa rutina:
"se escapan las ganas de verte al amanecer acurrucándote a mi lado,
las ansias por poderte sorprender".............

eso sí, no es algo que me enorgullezca...aunque supongo que con el tiempo creeré haber aprendido...

Alba -

Yo nunca he tenido ese tipo de bajones, y cuando los he tenido ha significado que había que marcar el punto final.

Creo que la rutina es comoda, pero si dentro de esa rutina hay novedad... y por si no me he explicado bien... cada pareja marca su propio ritmo, y lo que digan que es normal o no los demás no tiene sentido!!

Un beso

vanadis -

Pero esto sólo pasa en las pelis no?

bi_sible -

La rutina es el peor amante que se puede tener, hay que vivir el momento y no dejar pasar las oportunidad de vivir solo porque los demas dicen que es "normal" normal conformarse, normal no esperar nada...la vida es muy bonita para aprovecharla tan poco

Chaika -

Te he dejado deberes :PPPPPP

Su -

Las mentiras que más daño me han hecho han sido esas que mucha gente me decía era "lo normal". Lo normal es que salgais siempre juntos, lo normal es que ya no tengas tantas ganas de besarle como al principio, lo normal, lo normal ¿lo normal para quien?.

Una de las cosas que me provocó la crisis aquella hace tiempo, fue notar que las cosas con él habían cambiado. Tenía dudas, no me apetecía pasar tanto tiempo con él, ni besarle como antes. Mucha gente me decía que era normal en parejas que llevaban mucho tiempo, pero yo pensaba... ¿les parece normal no tener ganas de comerse a besos a su pareja? Y una mierda... aquí pasa algo raro.

Puedo considerar normal, que la relación se asiente y tranquilice un poco; que la pasión no sea siempre la misma que la de aquella noche que lo hicísteis en la escalera porque no podíais llegar a casa; que te descuides un poco y no te importe que te vea en gafas y pijama cada vez que va a casa.... pero de eso a que sea "normal" que la relación ya no nos de ni frío ni calor, yo creo que va un trecho.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres