Blogia
pide un deseo

me sacan de quicio

Hoy no me puedo levantar, Mecano 

Hay muchas cosas que me ponen mala, que me hacen cabrearme y estar un rato de mal humor, que afortunadamente no suele durar mucho, pero me da rabia que consigan cambiar mi estado de ánimo y más o menos rápidamente:

- Que pongan un examen de los que no da tiempo a hacer nada. De los que no da tiempo a acabar ya estoy acostumbrada, ésos en los que con suerte, sabiéndotelo bien, contestando sin necesidad de pensarlo porque te lo sabes de memoria, y sin equivocarte en ninguna operación, contestas a dos tercios del examen, pero los que te ponen 3 preguntas de 15 minutos cada una y te dan 15 minutos para contestar las 3 me ponen enferma, ¿por qué no me lo dicen antes de entrar? que me voy a dormir a mi casa y por lo menos es una mañana más productiva... Esta vez no me ha pasado a mí, le ha pasado a un amigo, pero yo ya lo he vivido tantas veces que me cabrea igual.

- Que alguien para quedar conmigo me mande un mensaje, no un mensaje del tipo "quedamos hoy a las 9 en tal sitio? si te parece bien hazme perdida", sino de los que te obligan a contestar, y a que vuelvan a escribir para que tú vuelvas a contestar.. Puedo entenderlo si en ese momento te sale cara la llamada, pero si no es así gastas más dinero y obligas a gastar más que si llamas sólo para preguntar si le apetece quedar y a qué hora puede. Además, que escribir un mensaje que necesita contestación me parece de una mala educación horrible, si quieres hablar con alguien le llamas y si no no, pero no le obligas a que te pague él la información.

Pero todavía llevo peor el que me den plantón pero excusado con un mensaje que se ha enviado 5 minutos antes de la hora a la que se había quedado.  Que parece que desde que existen los móviles da igual que hayas quedado que vas a hacer algo, con arrepentirte 5 minutos antes y enviar un mensaje vale, o lo que es peor, con decir al día siguiente, te iba a enviar un mensaje pero no tenía tu número y no localicé a nadie que me lo pudiese dar... esto me lo hicieron una vez y me pareció el colmo, no lo encontró porque yo no tenía móvil y la estuve esperando media hora.

De todas formas es que odio los móviles, nunca quise tener uno, aunque hoy me haya acostumbrado, y todavía odio más los mensajes en general, me parecen útiles para dar una información que no necesita respuesta, tipo darle una nota a alguien, o algo así, pero no mucho más, y además soy lentísima escribiéndolos...

- Salir con alguien que no tenga casa y que (aunque no se crea con derecho) a veces actúe como si mi casa fuese de los dos. Si se quiere ir se va, no le puedo retener, lógico, pero si se quiere quedar se queda, cómo le voy a echar. Si yo quiero quedarme sola tengo que esperar a que le apetezca marcharse, no está bien ponerle de patitas en la calle, esas cosas no se hacen aunque alguna vez lo haya hecho, y no me puedo ir yo a dormir a mi casa porque ¡ésa ya es mi casa!

- Que me digan que con los años quieres más una relación madura, y esto sea sólo un bonito eufemismo para referirse a una relación en duradera y seria en la que no has puesto la más mínima ilusión pero sí una rutina y una pereza increíbles. Que me digan luego que tuvieron una relación maravillosa a los 16, por la que no quieren volver a pasar porque ya no tienen edad para enamorarse así, me descoloca todavía más.

Todas estas cosas me ponen de mal humor, algunas más, algunas menos, y evidentemente cuanto más me afecta más tiempo dedico a pensar en ellas, y seguro que se me olvida alguna...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

10 comentarios

estrella fugaz -

Pikifiore: lo de las llamadas perdidas es todavía peor, no sé si se ha cortado, si te equivocaste al llamar, si no tienes saldo pero es urgentísimo y de primera necesidad que yo te llame... lo que pasa es que no tengo casi ningún amigo que haga lo de las perdidas, así que por eso no me he quejado, lo que sí me ha pasado alguna vez es que me llamen y lo dejen sonar poco, unos 5 segundos, y no me dé tiempo a cogerlo y quedarme pensando si era una perdida o una llamada , y sí suele ser una llamada, pero ya he avisado que si suelo estar en la biblioteca, o tener el móvil en la mochila no me da tiempo a cogerlo tan rápido.

Sega: voy a ello.

Alba: yo tamién pago bastante más de móvil de lo que debería, y eso que no suelo hacer llamadas largas ni llamar a todas horas, pero me parece imposible bajar la factura de 20€

Estefani: pues lo de la casa a mí me agobia mucho

Estefani -

Absolutamente de acuerdo con lo de los mensajitos y el plantón de última hora.
Lo de la casa no puedo opinar, porque no tengo propia, pero supongo que es muy incómodo que una visita se convierta en ocupa.

alba -

A mi tambien me dan rabia los sms de las narices. ¿Que haces? Joder.. la mitad de ellos ni los respondo. Tampoco me gustan las llamadas perdidas ¿?¿? No les veo sentido, si quieres decirme "me acuerdo de ti" mandame un sms que lo diga (o algo gracioso... o algo bonito...) o llamame no? ¿Será por eso que pago yo unos facturones de miedo???? Aynssss...

A mi también hay muchas cosas que me sacan de quicio...

Un beso

Sega -

Te iba a escribir un comentario, pero me salio casi un post, y entonces decidí escribirlo en mi blog -me inspiraste ;)- va referido sobre tu último punto "la madurez del amor":

http://sitiodemirecreo.blogspot.com/2007/06/el-bonsai.html

Besos.

Pikifiore -

A mí mas que lo de los mensajes, lo que me fastidia enormemente es que me frian a llamadas perdidas para que yo llame.Cuando estoy en el curro, pase, pero luego me pone de los nervios. Un besooo

estrella fugaz -

Sara: los que me quedan a mí son más del tipo raro, te pregunto cosas que ni sabes dónde están por los apuntes, y eso también cabrea. Y lo de la casa es que odio la sensación de su casa es de sus padres y la mía suya.

Cora: lo de los mensajes que dices también lo entiendo, ésa sí me parece una razón justificada para enviar mensajes, y muy buena la comparación del coche.

Susana: espero que no sea del todo tu caso, pero es que cuando oigo esto suele ser refiriéndose a una relación aburridísima que a nadie le da ni frío ni calor, pero como no molesta y ya tienen su rutina... y yo creo que madurar no es eso.

Su: que alegría tener un comentario tuyo!!! A mí también me gustan esos mensajes, ahí sí que son útiles, sólo para decir algo bonito, o algo curioso.

Su -

Jajajaj, a mí también me joden un montón los mensajes que requieren respuesta. Los veo poco prácticos, ¿qué pasa si no los leo a tiempo? ¿si no puedo contestar? ¿si no quiero gastar dinero?

Me gustan los mensajes que no dicen nada especial, sólo que se acuerdan de mi o que me cuentan algo.

Prefiero llamar, es más práctico y más cómodo.

Ah!! y también prefiero que en mis relaciones, pueda tener 16 años cuando me de la gana, y comportarme como una adolescente con ganas de comerme el mundo, sin vergüenza, sin pararme demasiado a pensar en si debo o no. Las relaciones "maduras" (entendiendo por "maduras" cómodas) para quien las quiera...

Me está prestando un montón ponerme al día con vuestros post...

susana -

Mi hija de trece años se pasa las horas con los mensajitos. Yo siempre le digo que el móvil es un teléfono que sirve para llamar, no para pasar el rato. Los exámenes, sí, los hay con mala idea. En cuanto a las relaciones, me temo que yo soy de los que piensan eso que tanto te molesta.

Cora -

Yo reconozco que tiro más de mensajes que de llamadas... aunque sobre todo es porque mis amigas tienen horarios laborales imposibles y cuando las llamo normalmente las pillo trabajando y se agobian, así que prefiero dejar el sms y que se comuniquen cuando les venga bien. A Eme, por ejemplo, que trabaja en la tele, una vez la llamé cuando estaba a punto de entrevistar en directo a no sé qué político, y si la llamo tres minutos después me asesina, así que prefiero tirar de mensajito.

En lo de la relación "madura" coincido contigo. He perdido la cuenta de la gente que me ha dicho lo de : "bueno, sí, con Fulanito hubo mucha pasión, pero lo que tengo con Menganito me aporta mucha estabilidad, y seguridad". Y una no sabe si le están hablando de una pareja o de un coche con airbags de serie y frenos abs...

Sara -

Lo de los exámenes... Puff... aún me queda uno de esos, entro los 3 que me quedan. Qué hijos de puta... Es que no encuentro otra forma de calificarlos, porque es así. Así no se demuestra si te sabes algo o no... En fin, que nos cabrea a bastante gente creo...
Lo del plantón... Me parece una falta de respeto brutal, pero haya móviles o no, aunque alguna vez le puede pasar a cualquiera.
Pero lo de los mensajes al móvil... LO ODIO! Yo no los contesto. Todo se trata de a lo que acostumbres a la gente. Pero mi madre era de las que te mandaba un mensaje de "me vienes a buscar al aeropuerto?".Al final,n o solo había que contestar con un mensaje, sino llamando; pero bueno,ya ha aprendido.

Pero sin duda, lo que más miedo me da es lo de tu casa. Creo que tienes razón, pero... A ver quién es el guapo/a que va ahora... Cada cinco minutos te preguntarán "quiéres que me vaya ya?".. Jajaja.

Un besazo, y lo sé, ya lo dejo...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres