Blogia
pide un deseo

Tchaikovsky bajo la lluvia

Concierto nº1 de piano, Tchaikovsky 

Hoy he estado escuchando La Patética de Tchaikovsky, en un concierto dirigido por Daniel Baremboin, gratis en la Plaza Mayor de Madrid... pasado por agua.

Me encanta Tchaikovsky, el concierto nº 1 de piano (el de este enlace me gusta más, pero youtube no lo deja colgar: http://youtube.com/watch?v=if_72IgEplY) es increíble, como todo lo de Tchaikovsky, pero ha llovido, nos hemos mojado, hemos estado durante 4 horas sentados (dos de concierto y otras dos cogiendo el sitio) en unas sillas no sólo incómodas, sino de sólo treinta y pocos centímetros de anchas, donde Baremboin ha dicho que Gallardón es uno de los pocos alcaldes que valoran la música (y yo que creía que las obras que le gustaban a Gallardón no eran las musicales) y he salido cansada.

Primero fue la Obertura Leonora de Beethoven, que me gustó, sobre todo teniendo en cuenta que normalmente Beethoven no me apasiona, luego vineron las variaciones de Schönberg, con sus acordes disonantes que te hacían estremecer, y luego llegó Tchaikovsky, uno de mis compositores favoritos.

Ha sido genial volver a ver un concierto de Tchaikovsky, esas melodías que hasta te hacen cantar y moverte en tu asiento, ver a un director que me ha parecido buenísimo bailar su danza apasionada con los brazos, tener esas entradas de la orquesta entera fuertes que te hacen temblar con ella, sentir como tus pies siguen ese ritmo, cerrar los ojos y parecer que oyes mejor, y que no estás ahí, con la lluvia cayendo, sino en un sitio precioso, escuchando eso y sólo eso...

Notar el poder de la música es algo que no me pasa a menudo, pero cuando me pasa vivo enamorada de la vida durante unos días.

¿Por qué luego a veces me da tanta pereza escuchar música clásica y ahora mismo hacía meses que no la oía? Compensándolo estoy...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

estrella fugaz -

Emperatriz: a mí lo que me pasa es que se me olvida que existe, por así decirlo, no me acuerdo de que tengo esos cds para escucharlos.

Estrogenia: sí que las he escuchado, Chopin me gusta, pero no me emociona, como sí lo hace Tchaikovsky, la verdad.

Gansumino: sí que aporta, todos los comentarios (no insultantes) aportan algo. A mí me encantaría que a todo el que se pasase por aquí y se le ocurriese algo lo escribiese.

gansumino -

yo la verdad es que la musica clasica no la oigo casi nunca, aunque cuando la escucho me gusta.
Mi comentario no aporta nada, lo siento, solo queria saludarte... un beso

Estrogenia -

Deberías escuchar sino lo has hecho ya. La Polonaise n.6 y la Grande Polonaise, Op.22 de Chopin. Es de otro mundo. Y el tío tenía las manos pequeñas... lo que era capaz de tocar! UFFF.

La Emperatriz Penca -

A mí la música clásica también me da por rachas...Hay épocas en que escucho más y otras muy poca. Pero Tckaikovsky siempre me ha gustado...¡Qué suerte poder oírlo en la Plaza Mayor al aire libre! Je, je, je. Debe ser que está entrando ya mono de Madrid.
Besos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres